San Miguel de Allende reluce por su belleza arquitectónica y cultural, pero es también uno de los puntos de México donde la gastronomía ha brillado con un signo de identidad propia, poniendo de manifiesto la creatividad y originalidad de sus cocineros, muchos de ellos provenientes de otros puntos del país y del mundo; pero también resalta el apego y la exaltación de los valores tradicionales, brillando en todo momento el valor de los productos locales

Como parte de esta galería de grandes cocinas, deleite de nacionales y extranjeros, resalta el restaurante 1826, del Hotel Rosewood, ubicado en el corazón de la gran ciudad guanajuatense. En 1826 la ciudad de San Miguel de Allende fue rebautizada en honor a su hijo más famoso, el héroe de la Independencia mexicana, Ignacio de Allende.

En homenaje a esta fecha, el restaurante insignia de Rosewood en San Miguel de Allende se llama 1826, y allí se honran las tradiciones y herencias culinarias de México. El menú ofrece platillos que conservan los sabores tradicionales de la cocina Mexicana más clásica, utilizando productos artesanales orgánicos y cultivados en la región. El Restaurante 1826 ha adoptado la filosofía «del huerto a la mesa,» y ha formado alianzas con granjas cercanas y los productores de alimentos frescos para enriquecer el sabor de todas sus preparaciones. Los huéspedes pueden elegir entre comer al aire libre en el patio rodeados de los exuberantes jardines que rodean a la Casona, o en el interior, cerca de la bulliciosa cocina artesanal abierta.

Está abierto todos los días para desayuno, comida y cena. Los huéspedes también pueden disfrutar de una cena íntima privada dentro de su suite o elegir una cena de especialidades programada en algún rincón romántico y privado del hotel.

 

ROSEWOOD SAN MIGUEL DE ALLENDE

D. Nemesio Díez 11, Colonia Centro, San Miguel de Allende, GTO 37700 México

T.+52 415 152 9700

E. sanmiguel.reservations@rosewoodhotels.com

Restaurante 1826

T. +52 415 152 9700

E. Sanmiguel.1826@rosewoodhotels.com

«El menú ofrece platillos que conservan los sabores tradicionales de la cocina Mexicana más clásica, utilizando productos artesanales orgánicos y cultivados en la región».