La expresión de una cocina mexicana auténtica, desarrollada bajo una línea de vanguardia, es esencia de Moxi, el restaurante que expone una visión actual de la culinaria nacional, sus productos y sus sabores dentro de Matilda, uno de los establecimientos que definen el concepto de alta hotelería en San Miguel de Allende.

 

“Me gusta diversos tipos de música, aunque a la hora de cocinar prefiero el son cubano”.

 

“Nuestra cocina va en sintonía con el espíritu del hotel, que además de su espléndida arquitectura contemporánea es también nicho de una espléndida colección de arte. Los colores, las texturas, las formas sugerentes enmarcan una cocina sustentada en insumos frescos y el uso de técnicas tradicionales que son ejes fundamentales de nuestra gran cocina”, dice el chef Rogelio Zacatenco.

Las preparaciones de Moxi, resalta el cocinero, son reflejo de la suntuosidad, el carácter y la identidad que reflejan las cocinas tradicionales de nuestro país.

“Nuestras salsas son reflejo de ese estilo barroco que prevalece en nuestros fogones.  En nuestro menú tenemos cambios importantes, hay una renovación total que se enfoca en las texturas y los colores que son parte esencial del goce de nuestros comensales. Tenemos un especial gusto por las cocciones largas, las preparaciones de 30 ingredientes o más que son un gozo mismo desde la transformación de los ingredientes, como en el caso de los moles”, expresa.

GALERIA

La vocación de Zacatenco por la cocina le viene prácticamente desde la infancia. “Desde el kinder disfrutaba cuando teníamos talleres culinarios y había alguna actividad con relación al tema; ese gusto se mantuvo y fue creciendo conforme crecía hasta llegar a ser una pasión profesional. Me gusta y me entusiasma toda la dinámica del restaurante, ver la manera en que la gente va llegando, pide su comida y surgen distintas reacciones en torno a ella. Desde luego lo más satisfactorio es el rostro de satisfacción que muestran al terminar de comer. Es un logro que solo puede obtenerse de una labor conjunta entre la gente del salón y los de cocina; es un gran trabajo en equipo”.

“La cocina tiene mucho de inspiración, aunque también hay que tener muy claras las técnicas, cuando las conoces y las aplicas correctamente logras muy buenos resultados. Me gusta diversos tipos de música, aunque a la hora de cocinar prefiero el son cubano. Lo relaciono mucho con el trabajo en los fogones porque es precisamente la música que escucuchaba con mi abuelita cuando estábamos en la cocina”, subraya Zacatenco.

 

Moxi Restaurant

D. Aldama 53, Centro, Zona Centro, 37700 San Miguel de Allende, Gto.

T. 01 415 152 1015

W. moxi.com.mx

“Desde el kinder disfrutaba cuando teníamos talleres culinarios y había alguna actividad con relación al tema”.