El espléndido hotel Mansión San Miguel está ubicado en el corazón de la bella y antigua ciudad de San Miguel de Allende. La Parroquia y la Plaza Central se encuentran a pocos minutos a pie del centro de la ciudad y lo convierten en una opción ideal para los visitantes más exigentes de esta maravillosa población reconocida internacionalmente.

 

“Los muebles de madera tallada y los azulejos pintados a mano de Puebla añaden encanto y dan una idea del pasado”.

 

La mansión ha sido renovada con amor, resaltando su esencia original, su carácter y dejar de ser agradablemente encantadora. Lo que distingue a Mansión San Miguel es que la atención al detalle es precisamente una de las partes integrales de su renacimiento. Cada una de las habitaciones es diferente, cada una con su propio carácter único. Sin embargo, están vinculados con el tema común del ala del ángel del Arcángel San Miguel.

Una de las cosas más inusuales es que durante las renovaciones muchos elementos existentes fueron reciclados. La hermosa mesa de la cocina, por ejemplo, era una puerta que se consideraba demasiado interesante como para descartarla. Las caras grandes del reloj se han transformado en mesas de patio. Estos dan una sensación de que el tiempo se detiene cuando se está de visita en San Miguel.

GALERIA

Los muebles de madera tallada y los azulejos pintados a mano de Puebla añaden encanto y dan una idea del pasado. Sin embargo, los huéspedes pueden tener la certeza de que contarán en todo momento con los servicios más actuales, como una conexión a Internet de alta velocidad, televisión por cable y servicios para huéspedes con recomendaciones sobre lo que está en tendencia en San Miguel de Allende y lo que no pueden perderse en términos de gastronomía, cultura y entretemiento.

“La mansión ha sido renovada con amor, resaltando su esencia original, su carácter y dejar de ser agradablemente encantadora”.