San Miguel de Allende reluce por una riqueza cultural que se pone de manifiesto en todos los ámbitos y en todos sentidos. Una de las expresiones más hermosas de esa cultura que inunda los momentos de la historia cotidiana y de la vida de la población en general es el Museo de la Esquina, un recinto dedicado a los amantes del arte popular que muestra la colección de más de 3 mil piezas que Angélica Tijerina reunió desde su niñez y por más de 50 años, logrando con ello una preservación de la tradición del juguete mexicano a través de cuatro salones de exposición permanente. Una parte importante del acervo de esta institución ha trascendido los muros del reciento, formando parte de presentaciones en puntos como la Ciudad de México.

La colección se distingue porque está integrada por juguetes rústicos y  artesanales de diversas regiones del país, con objetos alusivos al juego de cocina, domésticos y muebles, muñecas de trapo, medios de transporte, animales, máscaras, alcancías, instrumentos musicales y juegos mecánicos como carruseles o  ruedas de la fortuna, elaborados de diversos materiales como barro, madera y cartón, entre otros.

Mejor conocido como La Esquina, el Museo del Juguete Popular Mexicano tiene por objetivo preservar y difundir el juguete popular mexicano. Este museo nació, según cuenta su creadora, por la afición que nació desde su niñez por coleccionar estas piezas de arte, ya que su papá llegaba a casa regalándole juguetes diversos. Ella los guardaba y eso ayudó a contribuir a generar un acervo de cientos de obras que posteriormente se incrementó y sigue en aumento.

GALERIA