La riqueza y prodigalidad de la cocina mexicana tradicional, en sintonía con un ambiente de celebración y convivencia son acentos irrefutables y únicos del restaurante Los Milagros, en San Miguel de Allende, posicionándose a través del tiempo y del gusto de los comensales, en uno de los espacios que no pueden faltar en la agenda de los viajeros que no pueden perderse las finas expresiones de la culinaria de arraigo.

Los Milagros han cobrado una fama muy bien adquirida a partir de su gran variedad de guisos que son un festín en todos sentidos. En un escenario que resalta la prodigalidad y riqueza de la estética mexicana, no pueden faltar a la mesa grandes deleites como los exquisitos molcajetes, las carnes, el pescado y los camarones a la brasas, así como los diversos cortes americanos que le han merecido un mayor reconocimiento entre los amantes de las soberbias preparaciones al grill. Sin embargo para quienes desean preparaciones más ligeras, no faltan las diversas ensaladas, que son también un suculento complemento y armonización con otras colosales preparaciones emblemáticas.

El restaurante ha ganado igualmente prestigio por el gran oficio de sus cocineros, que incluso han sido merecedores de importantes reconocimientos por la maestría de sus preparaciones. Los Milagros es un lugar ideal para disfrutar de platillos mexicanos tradicionales  como tampiqueñas, enchiladas, sopes y tacos de arrachera, camarón, y de pescado.

Por si fuera poco, los comensales pueden disfrutar de música en vivo todas las noches, incluyendo salsa, cumbia, trova y favoritos populares. Posee un servicio de barra que también es uno de los favoritos en San Miguel de Allende, y donde los visitantes quedarán muy satisfechos con sus tequilas, margaritas, mojitos, piña coladas, además de estupendos martinis.

GALERIA

 

Los Milagros 

D. Relox 17, Centro, San Miguel de Allende, Guanajuato.

T. +52(415) 152 0097

M. s.orozco@prodigy.net.mx

“Los Milagros han cobrado una fama muy bien adquirida a partir de su gran variedad de guisos que son un festín en todos sentidos”.