No cabe duda porqué se ha declarado a San Miguel de Allende como una de las mejores ciudades para vivir en el mundo y como destino de excelencia. 

No sólo su encanto visual con una armonía arquitectónica llena de callejuelas empedradas, coloridas fachadas y esa sensación de tranquilidad y bienestar que nos causa recorrer cada espacio y cada rincón que nos sorprenden infinitamente, al descubrir una nueva galería de arte, de interiorismo o de corte conceptual. San Miguel es eso y mucho más.

Desde luego, la gastronomía es un tópico muy actual y poco a poco se han convertido sus restaurantes y protagonistas al fogón, en destinos por sí mismos y dignos de poner la mirada en ellos constantemente.

Propuestas variadas e infinitas en posibilidades de sabor, aroma y técnica culinaria encuentra uno, así que las iniciativas son cada vez más atrevidas y desafiantes.

Al buen amigo Pepe Cabrera, Iván Ortiz e Iván Del Mazo proveedor de los mejores mariscos y pescados de la zona de Ensenada en Baja California, se les ocurrió organizar una visita a San Miguel de Allende muy vip para atestiguar una Experiencia Hedoné-Zazil Artesanal ¡única! Esta estuvo auspiciada en principio por Acura y sus cómodos vehículos que fueron la transportación oficial. 

Y como dicen por allí: ‘para muestra, basta un botón’ todo empezó desde el hospedaje en “Hacienda los Picachos” con la anfitriona Giselle Peña que ofreció magna cena de bienvenida donde los personajes más relevantes del turismo san miguelense no podían faltar. Entre ellos, Gina Sereno Sepi Ridelque esa misma tarde también recibieron con coctelitos en su recién abierto hotel boutique Casa Blanca. 

Más allá Bruce James acompañado de Blanca Salinas la directora del evento Fashion Days; Daniela Doig y Billy Mervin; Rose Ruiz y Beto Cinta; el arquitecto Luis Fabián Flores, Bárbara López Vie, Francisco García, Adriana Criollos, Mariana Torres, Juan Pablo Gallegos y Laura su novia, Tito y Ariadna Martínez, Ana Salvatierra, Carmen Escalante, el chef Rodrigo Estrada, María Forcada y Eva García Cuervo, entre otros.

En todo momento, los aceites y aromas esenciales de Zazil Artesanal estuvieron presentes para consentir los sentidos de los comensales desde la propia toallita de bienvenida para refrescar y aromatizar las manos.

Iván Del Mazo invitó a todos y cada uno de los chefs que compartieron sus cocinas durante la visita, a echar a volar su imaginación y talento para incluir productos frescos del mar provistos por él como las ostras kumiai y kumoto, el jurel y la finísima lobina rayada para preparar diversos menús de autor. 

Destacando el de interpretación de ocho tiempos del chef Marco Cruz en Nómada algo simplemente excepcional, el de Marcela Bolaño en Marsala o de Alonso Domínguez en Nextia, el máximo fine dining de todo el destino. 

Todos pusieron lo mejor de su parte para halagar los paladares de los invitados a compartir estas experiencias tan hedonistas como sibaritas al máximo.

 

GALERIA