En el marco de una ascendente trayectoria como destino de moda a nivel internacional, San Miguel de Allende apunta nuevos objetivos en la ruta de 2018, dando pasos que reiteran la jerarquía de esta ciudad como un polo de atracción de distintos segmentos, si bien todos ellos apuntan hacia la calidad como referencia indiscutible, además de la belleza natural, arquitectónica, y de una identidad cultural que se distingue en todos los ámbitos.

San Miguel de Allende se ha enfocado a crecer en el turismo de congresos, convenciones y reuniones; reforzando así el número de visitantes que llegan a él de domingos a jueves. Una muestra de ello es que esta ciudad guanajuatense ganó como sede para el Congreso Volkswagen México 2018; compitiendo con Argentina y Brasil. El encuentro, en 2017 fue en Perú y Brasil en 2016. Por primera vez se realizará en un destino mexicano.

“A diferencia del turismo de bodas, último rubro de promoción al municipio, que tardó cinco años en posicionarse el de negocios está caminando muy bien, nos sorprende cómo se posiciona, mucho más rápido que cualquier otro. Es por ello que se creó el área de Atención a congresos, convenciones y viajes de incentivo, cuyo objetivo es la atracción de un nuevo turismo”, dice Guillermo González Engelbrecht, gerente del Consejo de Turismo.

 

GALERIA

 

A través de la campaña “Pequeña Ciudad, Gran Corazón” (Small City, Big Heart) durante 2018 el Consejo Turístico articulará la estrategia de permanencia en atracción de turismo, emanada de los reconocimientos por mejor ciudad pequeña para visitar en el mundo; mientras que en el área de redes sociales continuará con el posicionamiento del hashtag #YoSoySanMiguel.

San Miguel de Allende seguirá impulsando el turismo de reuniones. En 2017 tuvo 87 eventos, con más de 14 mil visitantes y una derrama económica superior a los 46 millones de pesos. Este nuevo rubro otorga a la ciudad una actividad turística y económica de domingo a jueves, en hotelería e industria restaurantera; sin dejar a un lado la atracción al turismo de cultura y tradiciones, aventura y buena vida.

Aplicaron un presupuesto de su ejercicio fiscal 2017 por 12 millones 298 mil 701 pesos, recursos provenientes del Gobierno Municipal, la Secretaría de Turismo del Estado de Guanajuato e iniciativa privada.

Durante 2017, con una inversión de 1 millón 845 mil 375 pesos, se apoyaron a 25 eventos de los rubros moda, gastronomía, cultura y tradiciones, donde cinco llegaron por primera ocasión. San Miguel de Allende tuvo presencia a través del Consejo Turístico en las más reconocidas ferias nacionales e internacionales de turismo; ganando la certificación de destino LGBT y Turismo de Reuniones.

Una parte fundamental de este esfuerzo fue el evento “Círculo Honda” con presencia de 10 países, ocupando más de 2 mil cuartos y una derrama económica de 5.5 millones de pesos; además del Congreso Nacional de Contralores, con una ocupación de más de mil habitaciones y 1.7 millones de pesos.

 

“En 2018, el destino turístico realizará un importante esfuerzo de promoción y difusión para que las reuniones y convenciones sean una parte más amplia de la agenda anual”.