“Muchas de las fotografías que conservamos reflejan algunos de los momentos más importantes de la fábrica, hablamos de misas, celebraciones comunitarias, algún evento especial; pero en realidad no tenemos mucho material gráfico que de testimonio de la vida cotidiana en la empresa. Pensemos que se trataba de una fábrica, la gente venía a trabajar sus jornadas y se retiraba a casa. No era propiamente de un evento social, ni las personas se tomaban tantas fotos como sucede ahora. 

“Creo que el verdadero testimonio de la vida en la fábrica es la infraestructura misma y las máquinas: los silbatos, los relojes, las calderas y todos los implementos y artefactos que dieron forma y vida a este gran proyecto textil que formó parte importante de la cotidianidad de la gente de San Miguel de Allende por varias décadas”, explica Francisco Garay, administrador del actual Centro de Arte y Diseño Fábrica La Aurora.

 

“Diversas áreas de trabajo y de exposiciones revisten el sello ineludible de la maquinaria que alguna vez formó parte de la cotidianidad de muchos pobladores locales”.

 

Construido a principios del siglo XX por una compañía inglesa, este lugar funcionó durante más de 90 años como una de las fábricas textiles más importantes en México; además fue una gran fuente de empleos para los locales.

La Aurora era un espacio en donde la gente se reunía para celebrar tradiciones e incluso organizar torneos de fútbol, generando un sentido de unión y pertenencia dentro de la comunidad. Es importante destacar que la recuperación arquitectónica del espacio permitió que la estructura original permaneciera casi intacta, con sus icónicos 12 arcos de cantera y sus puertas de hierro forjado”.

 

GALERIA

 

Actualmente los diversos espacios relucen algunas de las maquinarias representativas de las diversas épocas, e incluso áreas como la galería del maestro Fernando M. Díaz están marcadas con el signo distintivo de aparatos que marcaron época, como una hiladora de algodón que hoy guarda una simbólica referencia con las telas y el papel de algodón que se utiliza en diversos trabajos. Mucha de esta maquinaria se conserva en condiciones para su posible uso industrial, aunque guardan más bien un carácter histórico, recordando el gran momento de las empresas textiles en zonas del Bajío, particularmente en Guanajuato.

W. fabricalaaurora.com

 

“Muchas de las máquinas que se conservan en el inmueble están en perfectas condiciones de uso, si bien la importancia que revisten es más bien en términos de testimonio histórico”.