Considerado como el primer hotel contemporáneo enfocado en el arte y diseño en San Miguel de Allende, y el cual se ha ganado una gran reputación por introducir sus controversiales obras de arte y gastronomía de vanguardia al corazón colonial de México, Matilda es hoy el reconocido hotel que da la bienvenida a prestigiadas figuras como el fotógrafo Angelo Musco, Javier Marín, Diego Rivera o el artista Claudio Limón, quién intervino con sus icónicos colores el mural que viste la gran pared del patio del hermoso hotel.

Entrar a Matilda es adentrarse en la vida cultural y artística del México contemporáneo ya que todos aquellos visitantes que cruzan el gran portal del hotel podrán tener el privilegio y la oportunidad de admirar una colección extraordinaria comenzando por el bellísimo Diego Rivera, “La Arquera” obra realizada en 1942 donde aparece una joven vestida con uniforme de tenista, sosteniendo un arco y una flecha a la manera de una Diana Cazadora. El óleo, que representa a Matilda Stream, da nombre al Hotel Matilda.

Unos pasos más adelante un busto de una de las figuras del arte mexicano con más admiradores y para mí que soy su fan #1, uno de los 4 grandes artistas contemporáneos mexicanos, Javier Marín. Trabajado en arcilla de manera magistral, Matilda cuenta con un hermoso busto en arcilla que irrumpe con energía de gran alcance en el pasillo de acceso al patio central encontrando la mirada de todos los que pasan por ahí. Marin que cuenta con una trayectoria artística que rebasa los treinta años, ha expuesto de manera individual en más de noventa ocasiones y ha participado en más de doscientas muestras colectivas en México, Estados Unidos y Canadá, así como en varios países de Centroamérica, Sudamérica, Asia y Europa.

 

GALERIA

 

Otro de mis favoritos de la fotografía artística de nivel mundial, Angelo Musco, viste una de las grandes paredes del espléndido spa, “Aranea”, una tela araña de más de 48.000 figuras humanas entrelazadas y superpuestas de manera espectacular como todo lo que hace Musco, con el cual este 2017 tuvimos la oportunidad de convivir en varias ocasiones en diversos eventos de Matilda. Este italiano fuera de serie radicado en Nueva York es una de las primerísimas figuras de la fotografía, en verdad les invito a conocerlo, googleando su obra y videos para ver el making off de estas obras sin precedente. La primera vez que vi una de sus obras “Feathers” fue durante Zona Maco Foto en el espacio de Paty Conde, no podía creer lo que veían mis ojos e invitaba a todos los conocidos que pasaban por ahí a admirar la genialidad de este fotógrafo fuera de serie. Esperemos que para 2018, Musco presente en San Miguel su nueva colección de flores y mariposas, !fuera de serie!

En otra de las paredes, uno de mis otros favoritos, el hiperrealista genial, Victor Rodriguez, donde una sexy punk juega con cartas de tarot,”Tarot Delphic 2″, pieza que muestra el talento del trabajo de Victor, el cual cuenta con una identidad totalmente distinta a lo que se ve en la mayoría de los pintores de estilo hiperrealista. La calidad y la técnica de sus cuadros es sin duda impecable, sin embargo lo que en verdad sobresale es la composición que se diferencia totalmente a las típicas pinturas fotorrealistas que se parecen más a una buena fotografía que a una obra pictórica. Los colores brillantes, las texturas y el cómo retrata imágenes de la forma más fiel posible, hace que su obra sea fácil de reconocer.

Los visitantes que se adentran en las entrañas del hotel topan con una gran fotografía muy mexicana, un charro montando un hermoso caballo que repara dentro de un panorama increíble, un Gonzalo Lebrija, nombrado “Trou Noir”. Dentro de su obra Lebrija le habla a los que lo admiran sobre estructuras de poder, figuras de autoridad y jerarquías establecidas en México pero que son relevantes en otros contextos sociales, El título de la obra, Trou Noir (Agujero Negro, 2012), alude a esta sensación de vértigo. El fondo fantasmal de la escena – las ruinas de una arcada de piedra – contribuye a la separación de la imagen a partir de un momento determinado en el tiempo.

Por su parte la queridísima y talentosa Betsabe Romero, quién es asidua de Matilda y justo este pasado Día de Muertos presentó una increíble intervención de sus ya famosas llantas, vive en una de las paredes de Moxy exhibiendo un collage de espejos concavos con mensajes simbólicos que reflejan las emociones humanas, acompañando a todos los comensales de este espléndido restaurante a cargo del no menos famoso Chef Enrique Olvera.

Muchos otros viven dentro de Matilda, obra de Daniela Edburg, Bosco Sodi, Spencer Tunick, Nacho Rodriguez Bach, Eduardo Dayan, Laura Ortiz por citar algunos de los  grandes nombres del arte mexicano que pueden ser admirados en las paredes de este hermoso hotel situado en el centro de la ciudad y reconocido como el hotel de ciudad #1 en México en el 2017 en los prestigiosos World’s Best Awards de Travel + Leisure y Conde Nast Awards. En respaldo de la próspera popularidad del destino entre los viajeros de experimentar el encanto histórico dentro de un entorno altamente progresivo.

“Al diseñar el Hotel Matilda, imaginamos un sofisticado y artístico hotel boutique como ningún otro en San Miguel” declaró Bruce James, director del hotel. “ Los premios recibidos este 2017 son la comprobación del estilo de vida de Matilda que encarna el ambiente, la actitud y las comodidades que esperan los viajeros conocedores el día de hoy”.

“Nuestro enfoque principal, es la creación de una comunidad que ha prosperado con sorpresa” ha mencionado Bruce James “Hemos aumentado el nivel en el arte y la cocina como la manera más intrigante y atractiva para definir ese estilo de vida y expresar la creatividad” ha explicado el Director. “Los días de San Miguel como santuario del pasado ya han terminado, el día de hoy es considerado como un ejemplo turístico para el futuro, y en el hotel Matilda queremos continuar ayudando a nuestro destino a alcanzar ese camino”.

W. hotelmatilda.com

 

“Si piensan en una experiencia única en San Miguel, no dejen de hospedarse y pensar en Matilda.”